EL VERDADERO CRIMEN ES EL RÉGIMEN FRONTERIZO:

LiBertad para los #Samos2



El verdadero crimen es el régimen fronterizo – Libertad para N.* y Hasan

Después del naufragio, el superviviente se enfrenta a más de 230 años por "conducción del barco" y el padre es acusado de la muerte de su hijo de 6 años.

En las islas griegas, la criminalización y la disuasión de los refugiados está incrementando: en un movimiento sin precedentes, N., un padre joven, es acusado de haber ahogado a su hijo de 6 años durante un naufragio. Tendrá el juicio junto a su compañero Hasan, quién se enfrenta a cadena perpetua por dirigir el barco – una práctica común en las fronteras europeas.

En la noche del 7 de noviembre de 2020, N. y Hasan intentaron llegar a Grecia desde Turquía en una balsa de plástico junto a 22 personas. Entre los pasajeros estaban el hijo de 6 años de N. y la hermana, el hermano y la madre discapacitada de Hasan. Las familias habían huido de Afganistán y buscaban cobijo y una mejor vida en Europa.

 

Frente a la isla griega de Samos, el barco se averió, chocó contra los acantilados y volcó. Todos los pasajeros cayeron por la borda. Aunque la guardia costera griega fue notificada de la emergencia, tardaron varias horas para llegar al lugar. Sin embargo, no realizaron un rescate. Los sobrevivientes testificaron que vieron dos veces acercarse un bote de la

guardia costera, pero no los rescató. En las primeras horas del siguiente día, el hijo de N. y una mujer embarazada de 9 meses fueron encontrados en las rocas. Afortunadamente, la mujer sobrevivió y dio a luz a su hijo tres días después. En cuanto al hijo de N., la ayuda llegó demasiado tarde.

A pesar de estar devastado por la muerte de su hijo – y de haber estado cerca de ahogarse momentos antes – N., con 25 años, fue arrestado. Sólo tras la presión de su abogado y de la UNHCR, la policía dejó a N. ver a su hijo e identificar su cuerpo sin vida. Fue puesto en detención preventiva y fue el primer solicitante de asilo en ser acusado de "poner en riesgo la vida de su hijo", enfrentándose a 10 años de cárcel.

 

N.: “Fueron realmente crueles conmigo. Perdí a mi hijo. Se ahogó en el agua. Además, me arrestaron en esa horrible situación y me metieron en la cárcel. Dicen que es la ley. Esto no puede ser la ley. Esto es inhumano. Esto debe ser ilegal. ¿Realmente me van a culpar de la muerte de mi hijo? Él era todo lo que tenía. Básicamente, vine aquí por mi hijo."

 

Dimitris Choulis, abogado: “En la Grecia de 2020, en la cual hay una política de devoluciones sistemáticas, se pone un obstáculo más para los solicitantes de asilo: incluso si lo logras, te criminalizaremos. Como un solicitante de asilo, ¿qué puede hacer? ¿Viaja aquí y deja a su hijo solo en Turquía hasta el final del procedimiento?"


Hasan, de 23 años, también fue arrestado. En algún momento durante el viaje dirigió el barco. Porque esto se le acusa del “transporte de 24 nacionales de ‘países del tercer mundo’ al territorio griego sin permiso ”(contrabando), con el agravante de“ poner en peligro la vida de 23 ”y“ causar la muerte de uno " – el hijo de N.. Se enfrenta a cadena perpetua por la muerte de una persona más otra pena de 10 años de prisión por persona transportada, que asciende a 230 años más cadena perpetua.

 

Si bien el caso de N. constituye el primero de su tipo, los cargos de "contrabando" presentados contra Hasan no son un incidente aislado sino más bien alto típico de otro aspecto de la política europea de disuasión. Según lo documentado por CPT: Aegean Migrant Solidarity, borderline-europe y Deportation Monitoring Aegean, la presentación de tales cargos ha sido llevado a cabo sistemáticamente por el estado griego para criminalizar la migración durante varios años. La base de esto es la absurda noción de que cualquier persona que haya conducido un vehículo a través de las fronteras griegas llevando personas que buscan protección, cometen un delito, incluso si la persona misma también busca protección. Por cada barco, la policía arresta rutinariamente a una o dos personas, enviando a cientos de migrantes directamente desde el barco a la prisión.

 

Si bien los rescatistas y activistas marítimos europeos reciben mucha atención cuando se convierten en el objetivo de criminalización, la práctica cotidiana de encarcelar a personas no europeas que se enfrentan a las mismas acusaciones pasa casi desapercibido. Sin embargo, constituyen la mayoría de los detenidos y encarcelados por motivos de "ayudar a la entrada no autorizada", también conocido como "contrabando". Arrestados inmediatamente después de su llegada, la mayoría de ellos no tienen acceso a una defensa legal adecuada, por no hablar de cualquier tipo de apoyo externo. Con Grecia castigando más el "contrabando" más duramente que el asesinato, esto da como resultado que las personas que vienen en busca de seguridad a Europa sean encarceladas durante décadas.

 

Los cargos se presentan a pesar de que la política de fronteras cerradas de la Unión Europea obliga a las personas usen medios de transporte inseguros y de otras personas que los ayuden a cruzar. Sin rutas seguras y legales disponibles, los llamados "contrabandistas" son a menudo la única forma de que las personas lleguen a salvo. Criminalizar a los refugiados por “contrabando”, sin embargo, es un ataque directo al derecho de asilo.

 

Dimitris Choulis, abogado: “Al hacer esto, se criminaliza a los solicitantes de asilo que no tienen otra alternativa. Hay una parte del viaje en la que lo único que pueden hacer es conducir el bote para poder salvar sus vidas."

 

Hasan: “Somos solo migrantes y cuando los migrantes quieren venir, los traficantes no vendrán. Obligarán a los migrantes a llevar ellos mismos el barco a su destino, independientemente de si saben conducir un barco o no.”

 

Hasan fue acusado a pesar de que otros pasajeros, incluido N., afirmaron que Hasan simplemente tomó el volante porque alguien tenía que hacerlo. "Hasan cargaba con su madre inválida a la espalda cuando subimos al barco", Ibrahim, uno de los supervivientes, señala. N. enfatiza que no culpa a Hasan por la muerte de su hijo, pero el hecho de que no tenían más remedio que emprender el peligroso viaje.

 

N.: “No importa cuántas veces lo repitas, no fue culpa del conductor. Él es solo un migrante y su familia también estaba allí, no hizo nada malo, no se le debería culpar. Solo pido esto, quiero que esta persona sea puesta en libertad."

 

En cambio, N. presentó una demanda contra la Guardia Costera griega el 23 de marzo de 2021 por retrasar el rescate y no prestar asistencia, lo que provocó la muerte del hijo de N.. En la lápida de su hijo dice: "No era el mar, no era el viento, son las políticas y el miedo".

 

El naufragio del 7 de noviembre de 2020 y la muerte del hijo de N. no fueron culpa de N. y Hasan, pero tampoco fueron una tragedia desafortunada. Son el resultado directo del creciente cierre de fronteras de la UE, dejando a las personas sin otra alternativa más que arriesgar sus vidas y las de sus familias en viajes que ponen en peligro su vida. N. y Hasan están siendo chivos expiatorios para desviar la atención de la responsabilidad europea por estas muertes, echando la culpa a los que ya sufren más. En su intento de impedir que las personas vengan a Europa por cualquier medio necesario, la UE está recurriendo a medidas cada vez más crueles y absurdas.

 

Hasan: “Esto debe terminar. Soy el cuidador de mi familia y tengo que mantenerlos, porque mi mamá está paralítica, tengo una hermana que es muy joven y mi hermano tiene problemas psicológicos. Realmente necesito estar con ellos. Su único que puede cuidarles soy yo. Y ahora, gracias a esta historia del conductor de barco, simplemente no sé qué debería hacer."

 

Nosotros demandamos:

Que se retiren todos los cargos contra N. y Hasan;

Que se quite el veto a N. para que pueda viajar con su hermana en Austria y encontrar consuelo;

Libertad para todos los encarcelados por "conducir un barco" pues no hay alternativa a llegar a la Unión Europea;

El fin de la criminalización de la migración y el encarcelamiento de personas en movimiento.

Firmantes 

Abolish Frontex

Adopt a Revolution

Aegean Migrant Solidarity

Agir pour la Paix

Αντιρατσιστική Πρωτοβουλία Θεσσαλονίκης (Antiracist Initiative Thessaloniki)

Antiracist Initiative Larissa

Αντιρατσιστικό Παρατηρητήριο Πανεπιστημίου Αιγαίου (Antiracist Observatory of the University of the Aegean)

ARSIS – Association for the Social Support of Youth, Mr. Kyrmanidis

ASGI – Associazione per gli Studi Giuridici sull'Immigrazione

Στέκι Μεταναστών Αθήνας (Athens Migrant Center)

Baobab Experience

Better Days Greece

Border Violence Monitoring Network

Bündnis gegen Abschiebungen Münster

Balkanbrücke – Für grenzenlose Solidarität und sichere Fluchtrouten

Blacks and Whites – Together for Human Rights

borderline-europe – Menschenrechte ohne Grenzen

Campaign #stoppushbacks – Greece

Centre for Peace Studies, Croatia

Choose Love

Deport Racism / Sunday School of Migrants Athens

Entre Murs Entre Monde

Europe Must Act

FAIR

Flüchtlingsrat Niedersachsen

Flüchtlingsrat Sachsen

Πρωτοβουλία Ηρακλείου για Πρόσφυγες/Μετανάστες (Heraklion Initiative for Refugees/Migrants)

Χιακή Συμπολιτεία, δημοτική παράταξη Χίος (Sympolitia Chios)

HIAS Ελλάδος (HIAS Greece)

I have rights

Κίνηση για τα Ανθρώπινα Δικαιώματα – Αλληλεγγύη στους Πρόσφυγες, Σάμος (Human Rights Inititative – Solidarity with Migrants, Samos)

Πρωτοβουλία Ηρακλείου για τους Πρόσφυγες/Μετανάστες (Initiative for Migrants/Refugees of Heraklio Crete)

Κίνηση για την Υπεράσπιση Προσφύγων και Μεταναστών Πάτρας (Initiative of Support to Refugee and Migrants Patras)

Iuventa Crew

Just Action, Samos

Kritnet – Netzwerk Kritische Migrations- und Grenzregimeforschung

LasciateCIEntrare

Επιτροπή Στήριξης Προσφύγων Λαυρίου (Lavrio Refugee Support Committee)

LeaveNoOneBehind

Legal Centre Lesvos

Lungo la Rotta Balcanica – Along the Balkan Route

Mare Liberum

Migration Control Project

Migrant Social Centre Athens (Στέκι Μεντανστ(ρι)ών Αθήνας)

Migrantifa Berlin

Migreurop

Κίνηση "Απελάστε τον Ρατσισμό" / Movement "Stop Racism“

Κίνηση για τα Ανθρώπινα Δικαιώματα – Αλληλεγγύη στους Πρόσφυγες (Human Rights Movement – Solidarity with Refugees)

Δίκτυο για το Πολιτικά και Κοινωνικά Δικαιώματα (Network for Political and Social Rights)

Δίκτυο Κοινωνικής Υποστήριξης Προσφύγων και Μεταναστών – Network for Social Support of Refugees and Migrants

ΟΔΥΣΣΕΒΑΧ, Αυτοδιαχειριζόμενο Κέντρο Κοινότητας στα Ιωάννινα (ODYSSEVAX, self-managed Community Centre Ioannina)

PICUM – Platform for International Cooperation on Undocumented Migrants

Πίσω Θρανία (Piso Thrania)

Δίκτυο Πολιτών Πρέβεζας Ενάντια στην Ξενοφοβία και το Ρατσισμό (Preveza Citizeν Network Against Xenophobia and Racism)

Pro Asyl

Progetto Melting Pot Europa

Ramona Lenz, Medico International

Refugee Legal Support

Republikanischer Anwältinnen- und Anwälteverein

ResQship

Samos Advocacy Collective

Samos Volunteers

Sara Mardini & Seán Binder, #FreeHumanitarians

Sea-Watch

Seebrücke

Seebrücke Mainz

Κοινωνική κουζίνα Εl Chef (Social Kitchen El Chef)

Κοινωνικός Χώρος Αντίβαρο, Χίος (Social Space Antivaro, Chios)

Solidarité sans frontières

Statewatch

Still I Rise

Ένωση Δικηγόρων για την Υπεράσπιση των Θεμελιωδών Δικαιωμάτων (Association of Lawyers for the Defence of Fundamental Rights, Greek Section of European Democratic Lawyers)

UNITED for Intercultural Action

Watch The Med Alarm Phone

Women in Exile

You Can’t Evict Solidarity – Anti-repression campaign

Observaciones adicionales:

  1. La versión de la noche de la Guardia Costera plantea aún más interrogantes. Según el jefe de la Guardia Costera, la mujer embarazada fue rescatada a las 3.00 horas y el hijo de N. a las 6.00 horas. Sin embargo, según el informe oficial de la Guardia Costera, fueron llevados al puerto de Vathy a las 9.30 horas. Además, la autopsia oficial, realizada días después, fechó la hora oficial de la muerte del niño exactamente 21 minutos antes de que se recibiera la llamada de emergencia, eximiendo de responsabilidad al guardacostas. Sin embargo, según un dictamen pericial ordenado por el abogado, no se puede determinar la hora exacta de la muerte, sobre todo días después.
  2. A partir de 2019, las personas condenadas por facilitar la entrada irregular constituyen el segundo grupo más numeroso en las prisiones griegas (cifras oficiales del Ministerio de Justicia griego).
  3. En mayo de 2021, Mohamad H. fue sentenciado a 142 años. En abril Khaled S. fue sentenciado a 52 años.

*N. desea que no se publique su nombre ni el de su hijo. Rogamos a los periodistas y demás personas que escriban sobre este caso que respeten su deseo.

PETITION

Support Hasan & N.

You can support our campaign and sign the petition that calls for the dropping of all charges against Hasan and N.!